21/12/2018 Paula López

Las algas, un superalimento

Aunque no lo parezca, el consumo de algas era algo habitual en nuestro antepasados. A pesar de haberse olvidado en los siglos más reciente, en los últimos años ha crecido exponencialmente el conocimiento y la introducción en la gastronomía de este producto del mar, un  llamado “superalimento». Pero ¿qué son los superalimentos? Un superalimento, lejos de toda retórica de marketing, es un alimento que contiene una gran cantidad de nutrientes, lo que lo hace especialmente valioso para una dieta sana y equilibrada. La lista es larga, Chía, Spirulina, Moringa, Goji, Quinoa, Spelta, Acai, Stevia, Jengibre, Cúrcuma, etc. Y entre ellas encontramos las algas, un superalimento por definición.

¿Sabías que las algas aportan más contenido nutricional que las plantas terrestres, es decir, las verduras, frutas y hortalizas? ¿Sabías también que las algas pueden llegar a contener hasta diez veces más de calcio que la leche? Así es, entre los múltiples nutrientes que tienen esta “planta del mar” se encuentran las vitaminas A, C, D, E B1, B2, Fósforo, potasio, hierro, yodo, fibra, sodio y pequeñas proteínas vegetales, además de mucho calcio. Es por el alto contenido en este nutriente esencial para los huesos que es considerado un alimento indispensable en una dieta saludable.

Además ¿sabías que la composición química del mar se asemeja a la de la sangre humana? Es por esto que las algas son un potente remedio para estabilizar el azúcar en sangre, limpiar el sistema digestivo y linfático y eliminar los metales pesados de nuestro organismo.

Asimismo, las algas contienen múltiples propiedades antivíricas y antiinflamatorias que fortalecen el sistema inmune y hacen de un potente remedio de enfermedades. Pero esto no acaba aquí, gracias a su aporte en yodo, un mineral preventor de la tiroides, y gracias a su acción quelante, capaz de absorber toxinas y metales pesados de nuestro organismo, y gracias al bajo aporte calórico pero saciante, son un ingrediente fortalecedor y depurativo del organismo.

Entre las algas más comunes se encuentran las fukus, espagueti de mar, kombu, espirulina, chlorella, nori. A su vez otros superalimentos como el Agar Agar, un potente espesante, se extrae de las algas del cantábrico, mediterráneo y atlántico.

Pero hoy vamos a dar a conocer un alga que a todos os sonará: el alga wakame. El wakame, fougère des mers en francés, es un alga parda pluricelular proveniente de las costas de Japón donde se utiliza desde la Antigüedad y, aunque se cultivan en Inglaterra y Francia, tenemos la suerte de que en Galicia crece de forma silvestre desde que a finales del siglo XX vinieran en un cargamento de embriones de ostra. Su sabor marino, equilibrado posee un fondo dulce más suave que el de otras algas, y su textura tierna y satinada hace de toque perfecto para muchos platos de vanguardia.

En Ñam Ñam Box, conociendo la importancia de sus valores vitamínicos, del aporte de calcio y sus propiedades saludables, la combinamos con nuestros platos, como por ejemplo, el Salmón al vapor con alga wakame y albahaca, un plato creativo que te sacará de la rutina y te sorprenderá con su sabor, ingenio y te sentará de miedo.